Los jugadores invisibles

Si vamos a tratar un problema o una situación en la que los principales protagonistas son la Constitución de 1991 y los desplazados debemos partir del hecho de que los desplazados no eran un grupo constituyente, ni siquiera eran considerados como un grupo marginal como las mujeres o los indígenas: Esto se explica de manera satisfactoria si se entiende, según el texto citado sobre desplazamiento forzado, que solo hasta 1995 se reconoció al fenómeno del desplazamiento, y por lo tanto a los desplazados, como una situación que debiera ser incorporada a la agenda publica, a la discusión y a la arena política nacional. En otras palabras y en términos prácticos, para el momento en que se redactó la Constitución – no  para quienes la redactaron- no existían los desplazados. Cuando se hicieron las reglas de este juego, los desplazados no habían entrado en él como tales. Esto no significa que la Constitución no cubra eventualidades pues es en la consagración de los derechos fundamentales que la constitución encuentra la herramienta para combatir estas eventualidades sin modificarse.

El fenómeno del desplazamiento puede encontrarse caracterizado en una medida satisfactoria para el que esté leyendo esta entrada en el texto citado sobre el desplazamiento. Así pues, como a esta entrada le es imposible abarcar el fenómeno,  se limitará a señalar unas variables importantes de la relación entre el fenómeno mencionado y las actuaciones del Estado Colombiano.

En la columna “Reglas idílicas VS un juego real”, Santiago afirma que las reglas pueden limitar la conexión real de la Constitución y el progreso social basando su argumento en la coexistencia de normas que regulan la emergencia social con la persistencia prolongada de dicha emergencia social. Luego Alejandra, en su columna “No se puede ganar con un solo lanzamiento de dados”, acude a los esfuerzos de la corte para reivindicar el poder de la constitución. A fin de cuentas, fue ésta la que permitió que la Corte tomara cartas en el asunto y en una medida u otra se viera un progreso tangible en cuanto a la forma de abordar y tratar el problema de los desplazados. Por ultimo, tenemos la intervención de Camila quien en su columna “Nuevas casillas en el tablero”  nos recuerda que “la Constitución del 91 ha sido sumamente eficaz (en cierto sentido) porque se ha convertido en una fuente para la gente común sobre lo que se puede o no hacer y sobre lo que se puede o no exigir”. Y este ultimo punto es un punto de quiebre en la situación de los desplazados pues como fuente, la Constitución del 91 es la que ha permitido la intervención de la Corte Constitucional en la problemática nacional y ha permitido que ésta entre en relación Estado – desplazamiento como dinamizadora de un proceso estancado en fallas que considero técnicas y metodológicas

Pienso que algo crucial para el desarrollo de la discusión es que las actuaciones de la Corte tengan un papel protagónico en la misma. Lo que se debe rescatar es que la Corte ha intentado, de forma legítima, generar una coherencia interinstitucional a nivel público y privado en la nación para atender el problema de los desplazados. Ciertamente quien mire los autos de la sentencia contenidos en el texto sobre el desplazamiento es probable que entienda que estos esfuerzos están dando fruto y que si es que ya no se está logrando una cierta eficacia de constitución, por lo menos se está construyendo el marco en que la constitución podrá ser eficaz en materia de desplazados. Construcción cuyos componentes serian la generación de coherencia interinstitucional y la recaudación de fondos necesarios para ayudar a los desplazados. La razón para que el lector del texto tenga la sensación de que se está avanzando responde en gran medida al sistema de rendición de cuentas creado y administrado por la Corte Constitucional, para comprobar si efectivamente se está cumpliendo lo establecido en la sentencia t-025 de 2004 que precisamente demandaba, acudiendo a la figura del estado de cosas institucional, la coherencia institucional y la recaudación de fondos mencionadas, además del establecimiento de un método efectivo de conteo y determinación de la condición de la población desplazada.

Pero lo cierto es que el asunto ha sobrecogido a la Corte como institución pues ésta no cuenta con el personal ni los recursos suficientes para llevar de manera adecuada su sistema de rendición de cuentas. Como lo dijo el pasado lunes el presidente de la Corte Constitucional al periódico El Nuevo Siglo; el alto Tribunal no tiene suficiente personal para atender los informes que rinde el Gobierno en materia de desplazados.

Sin embargo, no puede negarse que se está mejorando pues aunque el sistema de rendición de cuentas no funcione de manera optima, hemos pasado de no reconocer el problema de los desplazados en la agenda publica a reconocerlo, de ahí a que el ejecutivo haya intentado desarrollar una política publica para que luego, tras la sentencia de la corte, el ejecutivo se vea obligado a que estas políticas funcionen, ese es el aporte de la sentencia, pues ahora el ejecutivo tiene una obligación judicial y no meramente social para con los desplazados que podría traerle sanciones mas allá de perder las próximas votaciones, pues como también lo dijo el presidente de la corte, Nilson Pinilla; “La Corte declaró un estado inconstitucional de cosas y tiene que cumplirse un proceso, de manera que en eso se seguirá haciendo un seguimiento pertinente hasta que el grado inconstitucional de cosas sea cero”. Cuando nos referimos a un constitucionalismo aspiracional,  no estamos hablando de superar el concepto contractual vinculado a la Constitución como figura política sino de “rebasar” dicho concepto, adelantarse a éste, o, en otras palabras ir mas allá del mismo. Es en esta medida que nos es insuficiente el constitucionalismo preservador pues acá no hay ningún status quo que mantener sino un estado inconstitucional de las cosas que superar.

Bibliografía:

Aponte, L.A (2010, 08 de febrero). Falta representación en comisión de reforma judicial: Nilson Pinilla. El Nuevo Siglo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: