El reto de aceptar otras reglas de juego

Romper con los grandes paradigmas de la academia no es tarea fácil; implica romper con tradiciones teóricas que con el paso del tiempo y la legitimidad que les otorga quienes las promulgan, se han convertido en la aproximación “obvia”, “evidente”, o sencillamente la única posible. En el caso del derecho, este proceso se dio con la “conversión de las hipótesis jurídicas positivistas en tesis hegemónicas (de sentido común) sobre el derecho, el centralismo, o exclusivismo jurídico estatal desapareció como tal y pasó a ser el derecho tout court”[1].

Santos reacciona contra esta categoría y propone que el derecho como tal englobe todos los alcances que el derecho moderno hace posible, incluyendo, para molestia de aquellos fijados en la tradición, que hay también un derecho que no se origina en el Estado. Esta aceptación de que hay sistemas jurídicos que se originan desde puntos distintos es lo que Santos llama una pluralidad de ordenamientos jurídicos.

En las comunas de Medellín y las Favelas de Río la regulación y organización social se sale completamente de los marcos estatales y establece sus propios referentes donde el estado no es central. En estos dos lugares, se evidencia algo que, a primera vista, y siguiendo los lineamientos teóricos dominantes hoy en día, no es como deberían ser las cosas. ¿Por qué no? ¿Por qué nos sorprenden e impresionan historias de dos comunidades que están organizadas bajo marcos jurídicos con altos contenidos de violencia, una burocracia organizada, y un poco de retórica propia – todos elementos necesarios del derecho? El que regímenes no estatales aparezcan y se encuentren tan arraigados en estos puntos contraviene completamente las ideas de construcción de la nación – monopolio legítimo de violencia en un territorio – que son tan ampliamente aceptadas que pocos las ponen en tela de juicio. Hay un monopolio de la violencia: el bloque Metro o el Tercer Comando Puro; la pregunta que me veo obligada a hacerme, es ¿por qué estos no me parecen legítimos? La legitimidad está vinculada con mentalidad, con formas de concebir el orden y la realidad.

En un esfuerzo por trazar límites universales que sirvan para regir la conducta en cualquier situación, nos hemos inclinado hacia una tradición que le ha cerrado la puerta a otras formas de lidiar con el conflicto y la injusticia. El concepto de pluralidad de ordenamientos es un primer paso para aceptar que hay grupos que se han alejado de la concepción hegemónica y han hecho justicia a su manera en formas que no dejan de parecer escandalosas, crueles y primitivas. Santos nos empuja a cuestionarnos sobre esas otras formas, pero creo que además de cuestionarse sobre la existencia o no existencia de otros ordenamientos, es indispensable cuestionarse sobre la jerarquía y a la forma como las hemos relacionado con la idea de una democracia o de una regulación deseable. Hemos creado un vínculo en el que concluimos precipitadamente que el derecho estatal nos llevará a un mejor desenlace que un derecho no estatal. La circulación de material como “La Sierra” y los artículos de Anderson refuerzan enormemente esta noción; los casos no son presentados como modelos a seguir sino como horrores que se evitarán cometer o volver a repetir. Propongo mirar con otros ojos los casos de derecho no estatal, para aproximarse a ellos no desde una perspectiva en la que están perdidos y destinados a la marginalidad desde un comienzo, sino para tratar de aprender e integrar soluciones hacia un futuro más incluyente. “No existe un razón intrínseca por la que el derecho estatal sea menos despótico o menos democrático que el derecho no estatal”[2].

 

 

————————————–

[1] Veáse Santos, Boaventura da Soussa. La globalización del derecho. ILSA

[2] Ídem.

 

Camila Gomez Wills

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: